El Osgood-Schlatter es una de las dolencias más frecuentes que observamos en el jugador de baloncesto en etapa de crecimiento. Se presenta como un hinchazón doloroso en la protuberancia superior de la tibia (espina/tuberosidad tibial anterior), justo debajo de la rodilla.

Se relaciona con la sobrecarga repetida del músculo cuádriceps, el cuál ocasiona una mayor tensión del tendón rotuliano, que fricciona con la protuberancia superior de la tibia apareciendo inflamación y dolor.

Afecta predominantemente a jugadores varones (70%), en edades entre 11-18 años, con crecimiento esquelético rápido.  También se relaciona con jugadores que realizan un nivel elevado de ejercicios de impacto repetitivos sin una correcta sesión de calentamiento inicial ni vuelta a la calma dirigida para descargar la musculatura.

Se presenta en forma de dolor en la zona frontal de la rodilla, que:

  • Empeora con la actividad (especialmente correr, flexionarse o saltar) y con la presión sobre la zona
  • Mejora con el reposo
  • Ocasiona dificultad para mantener el movimiento normal flexo-extensión de esta articulación durante el juego (el jugador suele cojear)
  • Se acompaña de tensión en la musculatura de alrededor (especialmente isquiotibiales y cuádriceps)

Esta dolencia suele desaparecer, de forma espontánea, una vez cesa el crecimiento esquelético. El tratamiento mientras el jugador presente dolor se basa en:

  • Reducción de la carga de actividad, cuando aparecen los síntomas
  • Aplicación de hielo, en la zona dolorosa, de 2 a 4 veces al día, especialmente después de entrenamientos/partidos (unos 15-20mín/aplicación)
  • Incorporar trabajo sin impacto para el calentamiento del tendón antes de iniciar cualquier actividad y tener una rutina de estiramientos adaptada tras finalizar dicha actividad
  • La integración de masajes de descarga muscular asociados a acupuntura o electroacupuntura, aprovechando los días de reposo a lo largo de la semana
  • O bien, aplicación de factores de crecimiento autólogos (plasma rico en plaquetas), que promueven la activación de la reparación tendinosa

[activecampaign form=3]

ALIMENTACIÓN

¿CÓMO NOS PUEDE AYUDAR?

RECOMENDACIONES

EXCLUYE

  1. Evita alimentos que contengan grasas saturadas/grasas trans: alimentos procesados, comida rápida, alimentos envasados, carnes grasas, quesos, embutidos, etc. Este tipo de ácidos grasos descompensan la proporción omega3/omega6, lo cual promueve la activación de los mecanismos inflamatorios de forma permanente.
  2. Excluye alimentos refinados: harina, pasta, arroz, cereales, etc. este tipo de alimentos incrementan los niveles de azúcar en sangre, lo cual favorece la respuesta inflamatoria.
  3. Reduce el consumo de alimentos que contengan gluten. La reducción de los alimentos que lo contienen, ayuda a un mejor control de los mecanismos inflamatorios activos, así como, mejora la salud del sistema digestivo incrementando la capacidad de absorción de nutrientes del jugador.

 

INCLUYE A DIARIO

  1. Alimentos ricos en omega3 y otras grasas saludables: frutos secos (especialmente las nueces), semillas, pescado azul (salmón, sardinas, boquerones, caballa, atún, anchoas), algas, aceite de oliva virgen, aguacate, aceite de sésamo o aceite de cáñamo, entre otros.
  2. Frutas y verduras variadas: contienen vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes que ayudan a regular los mecanismos inflamatorios
  3. Proteínas animal y vegetal: carnes magras de calidad, pescado blanco y azul, huevo ecológico; además de fuentes de proteína de origen vegetal como legumbres, cereales o semillas.
  4. Carbohidratos de composición integral: harina, pan y pasta procedente de cereales como el trigo sarraceno, quinoa, teff, amaranto o mijo, son cereales de composición integral libres de gluten. Otros carbohidratos integrales como la espelta, el kamut, o la avena, son de composición integral y pueden contener gluten. El arroz integral o las legumbres, también son beneficiosos.
  5. Bebidas isotónicas naturales. Puedes ver el post que escribimos hace muy poco en relación con ello. Los alimentos y bebidas ricos en sales minerales, van a ayudar a reducir las sobrecargas musculares, en especial de los músculos implicados en este proceso; así como, regular los mecanismos inflamatorios.

SUPER ALIMENTOS

PARA REGULAR LA INFLAMACIÓN EN EL OSGOOD-SCHLATTER

CÚRCUMA

La cúrcuma es una especie de tradición milenaria, se le atribuyen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias (especialmente a nivel de las articulaciones, vías urinarias y sistema respiratorio) además de favorecer el buen funcionamiento del hígado. 

Se recomienda incorporar esta espécie en combinación con pimienta negra y a poder ser dentro del contexto de una alimentación que incorpore: ajo, cebolla, altramuces, manzana, pomelo, miel o pasiflora. De esta forma incrementamos su absorción a nivel intestinal y reducimos la eliminación, mejorando su biodisponibilidad e incrementado sus efectos.

JENGIBRE

El jengibre es una raíz picante con propiedades digestivas, antiinflamatorias y antioxidantes. Usado tradicionalmente como analgésico especialmente en afecciones inflamatorias articulares. 

Si lo incorporamos en polvo, se recomiendan unos 2gr./día, si es fresco, incorporar un trozo de tamaño similar a una avellana, por persona.

RECETA

BEBIDA ANTIINFLAMATORIA

INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

  • 1 taza de bebida de almendras
  • 1 taza de zumo de naranja natural
  • 1 mango
  • 1 plátano
  • 2c/postre de golden latte (RaabVitalfood)
  • 1/2 aguacate

PREPARACIÓN

  • Mezclar los ingredientes y colocar en una batidora de vaso. Batir inicialmente a baja velocidad y terminar con más intensidad.
  • Servir en un vaso con hielo.

Con la colaboración de